Make your own free website on Tripod.com

Home

RESULTADOS | TRAQUEOS | OBSERVADOR HIPICO | ANGOSTURA HIPICA | EJEMPLARES CAMPEONES | HISTORIA DEL HIPISMO | DATOS MENSAJERIA DE TEXTO | HIPISMO EN ESPAÑOL ( EL TURF EN HISPANOAMERICA)
EJEMPLARES CAMPEONES
CAMPEONES DEL HIPISMO ( WEB HIPICA RADIO )

LA HISTORIA DE LOS GRANDES CAMPEONES ....

campeones

Seabiscuit

Una Leyenda Americana
Seabiscuit se convirtió en uno de los purasangres de carreras legendarios en un tiempo donde el deporte y la sociedad lo necesitaban.

A dos años disputó nada menos que 35 carreras obteniendo sólo 5 victorias. Disputó 23 más a la edad de 3 años, triunfando en 9 de ellas, antes de que fuera adquirido por Charles y Marcella Howard tras vencer un reclamar en Saratoga, momento en el que el caballo cayó en manos del entrenador Tom Smith, y ese viejo cowboy supo como comunicarse con Seabiscuit como nadie podría haberlo hecho.

Smith recordaba haber visto un mes antes al potro en Suffolk Downs, y desde luego no estaba sorprendido que Seabiscuit estuviera cansado y aburrido después de correr tanto como lo hizo a dos años en las pistas de carreras.

Pesaba al menos 100 kilos menos de lo que debería ser su peso normal, tenía un fuerte temperamento, era un infierno antes de darse la salida, nervioso en su box, no comía, y se lo hacía pasar realmente mal a los mozos encargados de su cuidado. Estaba claro que Seabiscuit necesitaba relax, descanso y una oportunidad para relacionarse con las personas que le rodeaban. Smith cuidó como un niño a Seabiscuit con la esperanza de que un día Seabiscuit pudiera sacar su mejor potencial como buen nieto del gran Man o'War.

Para entrenar le puso vendas y protectores en sus patas, así como anteojeras, no sólo para entrenar sino también para correr, de tal forma que mantuviera su mente sólo en lo que debía tenerla, hacerlo y correr lo mejor posible. También le proporcionó una cuadra el doble del tamaño de lo normal, así como unos compañeros de cuarto, un perro extraviado llamado Pocatell, un mono araña conocido por Jo Jo, y un tranquilo caballo llamado Pumpkin. Una vez que Seabiscuit calmó sus nervios y sus males habían sido tratados, Smith decidió que ya era tiempo de que volviera a las pistas.

Eligió a Johhny Pollard como nuevo jockey de Seabiscuit, un ex-boxeador ciego de un ojo. Su carrera iba cuesta abajo cuando llegó a las cuadras de Smith en el Verano de 1936. Rápidamente Pollard conectó con Seabiscuit apodándole cariñosamente "Pops". Entre los cuidados que recibió tanto de Smith como de Pollard, Seabiscuit se convirtió en un nuevo caballo. El una vez neurótico y delicado animal, se convertía ahora en un amigable y sociable animal de carreras. Durante el resto del año, su entrenador y su jockey trabajaron con Seabiscuit corriéndole en pequeños allowance y pasando mucho tiempo con él enseñándole como debía de comportarse. A finales de 1936, Seabiscuit ganó el Scarsdale Handicap en tiempo record, para posteriormente marcharse al Oeste y vencer dos buenas carreras en California, marcando dos nuevos records en el envite.

La sesión como cuatro años de Seabiscuit en el año 1937 comenzaba en Santa Anita, donde triunfaba en su primera carrera del año, para después correr el prestigioso Santa Anita Handicap contra 17 rivales más. A falta de 200 metros para la meta, parecía que nadie podría superarle, sin embargo ni caballo ni jockey se dieron cuenta de la fuerza con que terminaba Rosemont, a quién Seabiscuit le había batido hacía un mes, ganándoles terreno metro a metro. Era demasiado tarde, Biscuit arremetió de nuevo, provocando la foto-finish, sin embargo había perdido la carrera por una nariz. Seabiscuit comenzaba a ser una celebridad.

Howard comenzó a dar publicidad y a promocionar a su caballo, corriendo con él en 17 hipódromos y 7 Estados diferentes e incluso yendo a México ese año. Corrió en la Costa Este y en la Oeste, ganando 11 buenas carreras, rompió cinco records mientras se convertía en el líder por dinero ganado de 1937, terminando sólo en una ocasión fuera de los puestos remunerados, aunque no fue nombrado Mejor Caballo del Año, ya que ese honor fue a manos del caballo negro de la Costa Este, vencedor de la Triple Corona Americana, War Admiral.

La temporada de 5 años de Seabiscuit comenzó con un duro golpe, ya que semanas antes de disputar por segunda vez el Santa Anita Handicap, su jockey Pollard se había lesionado de gravedad por un caballo, diagnosticándole que debería de estar al menos un año recuperándose antes de poder volver a montar a caballo.

Recomendó a su amigo y compañero, George Woolf para tomar las riendas de su querido Pops. Woolf, apodado "The Iceman", ha sido uno de los más grandes jockeys de la historia de las carreras de caballos, conocido por su sentido del paso, paciencia y por el tiempo que daba a sus monturas, exigiéndolas sólo lo justo para ganar por lo estrictamente necesario, conocía lo que montaba perfectamente bien.

En la edición de la carrera de 1938, Seabiscuit portaba 130 lb., dando a todos sus rivales hasta 30 lb. (13 kilos). Woolf sentía que tenía a su principal rival Stagehand batido, por lo que no exigió al máximo a Seabiscuit. Por desgracia, ese no era el caso y le batían una vez más por un escasísimo margen. Esa misma tarde en Florida, War Admiral había conseguido su décima victoria de manera consecutiva, por lo que el público clamaba por un duelo entre los dos caballos, ofreciendo Belmont Park una bolsa de Usd 100,000 por disputarse allí la batalla entre los dos más grandes en el mes de Mayo.

Ambos propietarios aceptaron la oferta, sin embargo debido a una pequeña lesión de Seabiscuit hubo que retrasar la cita para Junio y cambiar el escenario. Con las tribunas de Suffolk Downs a rebosar de público, Smith descubrió una lesión en la pata de Seabiscuit, no pudiendo participar en el tan esperado duelo. Una vez recuperado de la lesión, Seabiscuit se hacía con la victoria en la Hollywood Gold Cup en California, destrozando el record de la carrera a cada tranco que daba. Tras la victoria, Howard trajo de nuevo a su campeón a la Costa Este, para intentar de nuevo el duelo entre los dos más grandes.

En el Verano de 1938, Pollard comenzó a montar de nuevo. Una mañana, decidió montar un caballo para otro preparador en un entrenamiento rutinario, teniendo la mala suerte de lesionarse gravemente al caer del potro, golpeándose contra los palos de la pista. Tras verle un equipo de médicos, le dijeron que era probable que jamás volviera a caminar.



En Otoño de 1938, parecía que el gran encuentro finalmente tendría lugar. Alfred Vanderbilt, Presidente del hipódromo de Pimlico, quería a toda costa que la carrera se celebrara allí. No pudo ofrecer una gran bolsa de dinero pero sació la actitud de honradez de Howard y Riddle explicándoles lo bueno que sería para la carrera, que ésta se celebrara en su pista. Los 1,900 metros del Pimlico Special tendrían lugar el 1 de Noviembre de 1938, con una bolsa al ganador de Usd 15,000. Cada caballo portaría 120 lb. Ambos eran favoritos a su manera. Seabiscuit había conquistado el corazón de sus fans, mientras que War Admiral había capturado su dinero en las apuestas. Muchos predecían que War Admiral ganaría de punta a punta ya que Seabiscuit no era conocido por sus brillantes salidas, sin embargo todo cambió.

Smith entrenó a su caballo para que partiera como un rayo, primero acostumbrándole a escuchar y partir con el ruido de la campana, y tras ello, corriendo con buenos sprinters. Seabiscuit demostró al inicio de la carrera todo lo que había aprendido de como partir rápido.

El 1 de Noviembre, un record de 40,000 espectadores abarrotaban las tribunas de Pimlico para ver como War Admiral y Seabiscuit a las 16:00 horas iban a cumplir el sueño de los aficionados Americanos. Fueron juntos hacia la línea de salida, y con el sonido de la campana, a Seabiscuit le falto tiempo para partir como un tiro. Abrió un hueco de 2 cuerpos respecto a War Admiral hasta el poste de los 800 metros, momento en el que War Admiral comenzó a soplarle a su hombro, sin embargo Seabiscuit no le dejaba pasar, negándose a dejar el liderato de la prueba, guiñando las orejas a su rival, pero en ese momento War Admiral se puso una cabeza por delante. A pesar de los grandes esfuerzos que estaba realizando Seabiscuit, Woolf sabía que la victoria era de ellos. Arreó a su caballo un poco más y Seabiscuit se fue 4 cuerpos del precioso caballo negro, triunfado y terminando muy cerca del record del mundo de la distancia. Ese año, Seabiscuit fue nombrado Mejor Caballo del Año.

En Enero, en lo que era el comienzo de su sesión como 6 años, Howard de nuevo quería disputar con Seabiscuit el Santa Anita Handicap en lo que iba a ser el tercer intento del caballo en una carrera que sus propietarios querían ganar, sin embargo sería en otra ocasión, ya que el caballo se lesionaba gravemente de su tendón en una carrera preparatoria, en lo que parecía que iba a ser el final de su carrera.

Fue enviado al rancho de Howard, Ridgewood Ranch, y durante 9 meses estuvo descansando en el prado, mientras Pollard estaba allí con su querido Pops, recuperándose de varias operaciones en su pierna, cojeando y ayudándose de muletas para caminar. Una vez que el Seabiscuit dejó de cojear y Pollard comenzó poco a poco a recuperarse, empezó a montarle y a fortalecer a Pops para volver a correr juntos. A finales de 1939, el caballo parecía recuperado y Howard decidió intentarlo hacerle reaparecer en 1940.

A los 7 años de edad, tenía más del doble de edad que mucho de sus rivales, pero el equipo formado por Howard, Smith y Pollard creyeron en él, cuando no se conocía un caso de una vuelta a las pista de un caballo tras tanto tiempo fuera de la competición y con una lesión tan importante como la que él había tenido.

Fue determinante que Pollard lo montara, a pesar de tener que montar con un refuerzo de metal en su pierna lesionada, ganando el Santa Anita Handicap en una emocionante carrera, recibiendo una tremenda ovación a su regreso al recinto de ganadores por parte de los 70,000 espectadores que se habían dado cita en el hipódromo para ver a Seabicuit triunfar en la edición de la carrera del año 1940.

Seabiscuit partió bien y viajó en posiciones cómodas en el pelotón, sin embargo se encontraba encerrado y el pánico pareció adueñarse momentáneamente de Pollard, pensando que perderían la carrera, pero en ese momento un hueco se abrió y se fueron sin contemplaciones a la meta, a pesar que el campeón Kayak II les intentó poner en apuros, momento éste, en el que Seabiscuit le miró a los ojos, y bromeó un poco con él, mientras de dirigía triunfal a la meta. Marcó el segundo mejor tiempo de la historia de las carreras Americanas sobre 2,000 metros.

Tras la carrera Seabiscuit fue retirado, consiguiendo en seis temporadas 33 victorias sobre 89 salidas, terminando en 61 ocasiones en el podium, estableciendo 16 nuevos records en los hipódromos e igualando otro. Se había hecho con unas ganancias de Usd 437,730, valiendo su peso en oro para los Howards quienes habían comprado a Seabiscuit por Usd 7,500.

Seabiscuit fue enviado a casa a Ridgewood Ranch, sufriendo el 17 de Mayo de 1947 un ataque al corazón que acabo con su vida con sólo 14 años de edad. Fue enterrado en un lugar secreto del rancho con sólo un joven roble marcando su localización.





Seabiscuit

Año Edad Salidas 1º 2º 3º Ganado Usd
1935 2 35 5 7 5 12,510
1936 3 23 9 1 5 28,995
1937 4 15 11 2 1 168,580
1938 5 11 6 4 1 130,395
1939 6 1 0 1 0 400
1940 7 4 2 0 1 96,580
Total 89 33 15 13 437,730


Sus principales logros:

4 años:

Mejor Caballo de Handicap
1º - San Juan Capistrano Handicap
1º - Massachusetts Handicap
1º - Brooklyn Handicap
1º - Yonkers Handicap
1º - Bay Meadows Handicap
1º - Riggs Handicap
1º - Butler Handicap


5 años:

Mejor Caballo del Año
1º - Pimlico Special (carrera contra War Admiral)
1º - Hollywood Gold Cup
1º - Bay Meadows Handicap


7 años:

1º - Santa Anita Handicap





jockeysite.com

nijinsky.jpg

CAMPEONESHIPISMO@HOTMAIL.COM